miércoles, 4 de mayo de 2011

(L)

Nunca he entendido los consejos. Sí, yo no digo que no se den, pero ¿te has parado a pensar si aquel que te los da los sigue? Tienes un problema enorme a tu gusto y buah, tu amigo te da un par de consejos y te dice que es una tontería, pero se para a pensar y lo único que quiere es suerte, suerte para que se pasen sus problemas, no sabe que hacer, no sabe como reaccionar ante el 99% de las causas que le preocupan de su vida. Cierto, entonces a lo que yo quiero llegar es el por qué de tan fácil soltar consejos por nuestra boca, pero la dificil sensación de cuando te toca a ti, enfrentarte a ellos, ¿por qué se preferirá quedarse encerrado en su cuarto y llorar, que intentarlo? No pierdes nada, y dirás, si si que pierdo si sale mal. No, porque la vida es eso, golpe tras golpe, porque lo que no mata, hace más fuerte.



     

No hay comentarios:

Publicar un comentario