lunes, 23 de mayo de 2011

Grita de felicidad cuando quieras reír y las cosas te vayan bien. Dile a todo el mundo que eres feliz y que te da igual lo que digan,di tus motivos para reir y los pocos que tienes para llorar,explica que tienes lo que quieres en el momento que quieres porque todo lo que te propones lo consigues. Grita de dolor cuando no puedas más, echa todo lo malo que tienes dentro, llora, tiralo todo, expulsa ese dolor, no te lo quedes dentro, recuerda tus sueños, tus propósitos, la gente que te rodea y recuerda que hay que seguir. Por que al final de todo seguro que hay algo bueno, muy bueno, pero para eso hay que ser y estar feliz en todo momento es fundamental, vivir la vida, llorar... expulsar todo lo malo cuando sea necesario y no dejar que nadie te hunda. Sobre todo conseguir tus propósitos...


No hay comentarios:

Publicar un comentario